Publicado

¿Y si no hubiera papel?

Muchos piden a gritos que no se vuelva a usar papel, sin tener en cuenta que la procedencia de la materia prima es de bosques plantados para tal fin, que es un material noble, tiene capacidad de ser multiusos y ofrece la posibilidad de ser circular. Pero también, muchos extrañaríamos el papel, en caso de no existir.

¿Qué sería de los carteros si no hubiera cartas qué repartir?…

¿O de los románticos, que conservan la magia de escribir mensajes de su puño y letra?…

¿Y de los que aman sentir la textura de los libros, pasar las páginas rápidamente y disfrutar el aroma evocador del papel y la tinta?…

Y si nos ubicamos en el panorama pandémico que estamos viviendo, ¿cómo harían los emprendedores de alimentos, que han encontrado en el papel y el cartón dos materiales multiusos que adquieren formas impensadas para que sus productos lleguen intactos hasta donde sus clientes?

Echemos un vistazo alrededor y nos daremos cuenta de que por todas partes hay algo de papel que necesitamos. Sobres, cajas en las que empacan los electrodomésticos y los aparatos tecnológicos, recibos de compra. O traslademos a nuestra cotidianidad la presencia de este material. El vaso en que tomamos café, la bolsa en que nos empacan los alimentos, el contenedor para las crispetas en el cine, las servilletas que utilizamos…

O si hablamos del sector industrial y comercial, los sacos de cemento, de azúcar, alimento para mascotas, cuido para animales de granja, las cajas para frutas y alimentos perecederos, y hasta el vino, están empacándose en contenedores fabricados con papel y cartón, como solución efectiva y que otorga muchas ventajas medioambientales, comparada con el plástico y otros materiales.

Música en papel

Y es que el papel tiene usos tan necesarios, que para el común de la gente pasan desapercibidos. Hace poco, conversábamos con unas personas cercanas, vinculadas con el mundo de la música, y entre tantos temas, salió a la luz el uso fundamental de las partituras para sus conciertos. “Intentamos reemplazar las partituras de papel por tabletas electrónicas, pero definitivamente no es lo mismo”, nos aseguraron. Esto a propósito de la escasez de materiales que estamos viviendo en este momento.

Entonces, más allá de satanizar o exaltar el papel, se trata de poner en una balanza los costos y los beneficios económicos y para el medio ambiente que ofrece, y darle un uso equilibrado y una disposición adecuada a este material.

Conoce todas las alternativas que te ofrecemos en nuestras líneas de empaques, publicomercial y editorial.

También podría interesarte

Publicado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
You need to agree with the terms to proceed

Menú